A

Máx, el hámster

Aún no hace un año que Máx, el hámster, vive con nosotros en su casa de 40*40 cm, con rueda de diversión, comedero y mini-botella de agua. Mi niña lo trata como el hermanito pequeño y por extensión dice a su madre: eres la abuela de Máx!

El hermanito o el juguete que se mueve sin pilas, se deja acariciar a veces, y otras muerde. Y cierto es que lo sacamos a pasear de vez en cuando por el pasillo para que la niña juegue con él, cogiéndolo, soltándolo, persiguiéndolo, y seguramente asustándolo, hasta que Máx, el hámster, pide la hora, volver a su pequeño hogar a descansar.

La última vez que Máx salió de su jaula, se fue al cole, y la niña profesora lo evaluó. He aquí las notas de Máx, el hámster, en el gran cole del pasillo. Traduzco:

Velocidad Máxima, Escondite, Salto de altura, Escalada: Sobresaliente.
Lentura Máxima, Torpeza, Tablas: Suspenso.

Está claro que nuestro Máx, el hámster, es todo un deportista, y no le va muy bien en el resto de las asignaturas.

Sin comentarios