F

Fuente de foto: x.a.c.rey.

Te presento a los Madroños. Pequeñas frutas silvestres de los bosques de Aragón. Son dulces y rojos. Sin embargo, parece que es normal que no sean muy dulces. No tienen semilla en su interior, por lo que se deshacen en la boca. ¡Cuidado!: Producen empacho si se come mucho.

La experiencia proporciona sabiduría.

Es curioso que, según la Wikipedia, también hay Madroños en Cuba. Y nunca los probé.  O sea, que estoy como en casa. Aunque lo más parecido al mar que veo por acá sea un río de proporciones ridículas en estío. Y Siluros que tragan palomas como si fuesen caramelos, «Los tiburones del Caribe», bien dirían en alguna prensa roja. Sólo que en Cuba los tiburones se tragan a la gente como si fuesen gusanos.

Río Ebro. Cosas fantásticas de la Ebrópolis. En Invierno el río se transforma en algo como Mar. Y los balseros se van en busca de Madroños a cualquier orilla.

Sin comentarios