L

Luto. Papelbit está de luto por la muerte obscena del diálogo que propuso Reinaldo.

Y queda dicho. Cuando dos no quieren hablar, y al menos uno echa a los perros a morder, poco se puede hacer por un entendimiento.

Si uno dice: agrrrr¡¡¡¡, y el otro dice Paz y Libertad, poco se puede hacer para que los perros callen y se entreguen a los huesos de su amo.

No es casualidad 50 años de jauría. Tampoco un minuto de tormento y conga.

Los perros no quieren diálogos porque tienen hambre, y quieren morder. Y entre gusanos, perros, y mariposas… Cuba es un zoológico, con barrotes en el cerebro, alimentación dosificada.

No obstante, algo pasa con las palomas electrónicas que envían el mensaje. Reinaldo blanco como un ala. Intentando un diálogo de perros.

Firmamos: Nosotros las pulgas.

Hay 2 comentarios


Publicar un nuevo comentario