U

Uso la imagen del artefacto de Rubik para ilustrar los problemas finitos – casi infinitos de importancia y magnitud- que tendrá el nuevo presidente de EUA, Barack Obama.

En algunas de las caras está la Economía leonina que hoy vivimos, la competencia económica in extremis ojo por ojo. Y si Obama llega a resolver la suya interna en buena parte habrá resuelto la del mundo. En otra, la gestión de las Guerras abiertas sin visos de cierre, que como cáncer está consumiendo a EUA por gasto de vidas, de dinero, de credibilidad y fortaleza de la primera potencia. El terrorismo internacional es otra, y a nosotros nos incumbe la cara latinoamericana, el cuadradito rojo de Cuba.

El trabajo perfecto de Fidel, en tanto tiempo, de quitar la ilusión a la gente del pueblo de Cuba y hasta a los cubanos que viven en otras partes, sumir a la isla en un voto teledirigido en una aparente democracia de apellido socialista, hace que muchos cubanos de Florida hayan votado Republicano, bajo la infantil y entendible idea de que nadie se debe fiar de un Presidente con buenas intenciones porque -dicen- puede derivar en lo que ha pasado en Cuba -Fidel las prometía bonito por el año 60 y poco después todo comenzó a ponerse muy feo- Y pensar esto es tan poco objetivo como que EUA será mañana comunista.

Digo “entendible” porque se cae de la mata la Dictadura por su propio, no peso, sino exceso, en todos los ámbitos que domina un Estado. Digo “infantil” porque no resulta serio participar en las elecciones más importante de la historia con un criterio tan ligero, pero es democrático, qué duda cabe.

De esta forma, ya tenemos Presidente Universal, habemus papam.

Bush, hijo de su padre, ha acribillado tanto al Planeta que este se halla vacío, o necesitado del verdadero EUA motor cuál coche ecológico y eficiente. Por ello tanta euforia contenida y lágrimas en Europa, África, Asia, América.

Entonces, no parece casualidad que casi todos los millones de habitantes de este mundo tengan algo que decir-opinar al respecto. No parece casualidad que Obama gane en todos los rincones como si estuviese predestinado a ello, por encima de la lógica republicana, por encima de la lógica democrática que había existido hasta ahora. Ha ganado como la democracia de EUA manda, con las mismas armas de otros que ganaron antes, con infinito dinero, y por supuesto, capacidad para atraer. Sin embargo, el sistema electoral no es perfecto, y tiene bastos errores que han salido a flote en otras campañas. ¡Pero funciona, y se mueve!

Hoy escuché a una chica cubana y negra presa de la emoción decir: Era hora. ¡Negros al poder!

ACRey

Hay 2 comentarios

  1. Yoko

    Al ver anoche el escenario preparado para que el candidato republicano se diera por vencido antes de hacerse oficial su derrota, mi mente se disparó susurrando: “I have a dream”. Después quedé dormida, sopesando las diferencias entre hombres (acaso por el tiempo) a través de mis sueños.
    Aunque hoy desperté con la sensación de un deseo cumplido, gracias a mi “reverendo cerebro soñador”, no puedo perder de vista que los mejores cambios se han dado por la coherencia con la que hemos permanecido.


Publicar un nuevo comentario