C

Otoño en Canfranc, Pirineo Aragonés

Cuando la primera hoja cae, luego viene una segunda, y una tercera. Los árboles comienza a llorar sus hojas allá por el mes de Septiembre en el hemisferio norte. Cambian de cara las Acacias, las Moreras, o los Castaños. Las hojas se tiñen de amarillo olvidando que una vez fueron verdes, y hasta rojas se vuelven en algunos árboles o arbustos, que al final, ya frágiles e insensatos, quedan completamente desnudos ante el desapacible invierno, próxima estación. Hojas rojas por acumulación de antocianinas, eso seguro. Hojas sin pizca de clorofila hasta la próxima primavera. Pero hay árboles de hojas perennes porque nunca se quitan la ropa, y estos advierten de que aún queda vida, como la Magnolia. Si quieres ver a un asombroso cuadro vivo de colores amarillos y rojos más sus tonalidades sobre un gran manto verde, viaja hasta los Pirineos, y encarámate en cualquier pico que tengas a mano, y toma fotos, muchas fotos. También ponte un abrigo porque la temperatura habrá bajado.

ACRey

Hay 2 comentarios

  1. Aguaya Berlín

    Los colores del otoño me apasionan! amarillos, naranjas, rojos, toda una belleza vegetal al alcance de la vista…

    Saludos desde Berlín!


Publicar un nuevo comentario