H

Hace tan solo un mes he comenzado a blogear y parece que he llegado tarde para sentir la admiración a ultranza de los que han escrito en los comentarios, por la muerte ufana de los Mikis. O sea, morirse a sí mismo, muerte obligada que no anunciada ni crónica. Es una pena. Es una tristeza técnica el secuestro del blog, y es realmente preocupante, el cambio de password, contraseña, el cambio de ojo gacho y mueca en cara.
Lejos de crear 100 blogs por cada uno que muere sin pronóstico de lluvia, sin aviso de asfixia, lo que hay que hacer es clonar 100 veces el mismo blog, acorde al siglo 21, y a la aberrante miseria intelectual del que mata genio y palabra. Asombroso. Se me ocurre que si al decir se hiciera realidad la opinión, como por arte de blog, los Mikis estarían vivos.

Hay 3 comentarios

  1. Aguaya Berlín

    Qué lindo escribes, es verdad.

    La idea de la clonación blogoide no está mala… habría que tener listos un par de programitas para que actualizaran todas las copias simultáneamente… 🙂


Publicar un nuevo comentario