E

En la calle San Vicente de Paul, a los pies del Ebro, hay una tienda de Diseño irreverente, experimental, como un laboratorio de publicidad y de artículos rompedores, de usos y funciones criticables, pero necesaria – la tienda oasis – de un mercado igual en todo el mundo, donde las cosas y las funciones diseñadas son las mismas o casi. ¿Globalización?
Me encantó la posibilidad de que por la zona existiesen «Baturros en libertad bailando Jotas» y de los cuáles, según la señal, debía tener cuidado o precaución con ellos. Atención porque La Jota, baile típico Aragonés, es admirable por su desafío de perdurar ante ritmos y músicas asfixiantes, porque los Baturros son graciosos y de mentes simples, pero amables y únicos cómo descubrió Martí. No lo sé, pero me gustaría toparme a alguno bailando Jotas, y no mostrar temor inspirado de señal alguna.

Para saber Más.

ACRey.

Sin comentarios